Martes 22 de Julio del 2014
Home Ensayos Ciencias sociales IDENTIFICACIÓN DE LAS CAUSAS DE REPROBACIÓN EN LA FACULTAD DE INGENIERÍA MECÁNICA ELÉCTRICA REGIÓN XALAPA DE LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA

IDENTIFICACIÓN DE LAS CAUSAS DE REPROBACIÓN EN LA FACULTAD DE INGENIERÍA MECÁNICA ELÉCTRICA REGIÓN XALAPA DE LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA

Correo electrónico Imprimir PDF

La Facultad de Ingeniería Mecánica Eléctrica, región Xalapa, de la Universidad Veracruzana (FIME-Xalapa), recibe 180 estudiantes de nuevo ingreso anualmente, de ellos sólo el 40% culmina su formación como Ingeniero Mecánico Electricista en diez semestres, debido al alto índice de reprobación de experiencias educativas, lo cual retrasa la conclusión de su carrera. Por ello cabe preguntar ¿Cuál es la causa de la reprobación?

Rosario Aldana-Franco1, Carlos Alberto Mora-Barradas1, Francisco Ricaño-Herrera1, Ervin Jesús Álvarez Sánchez1, Andrés López Velázquez1, José de Jesús Navarro Piedra1, Rodolfo Solórzano Hernández1, Alfredo Ramírez Ramírez1, María García Araujo1, Mario Francisco Hernández Flores2, Miguel Eduardo Rosas2. *

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

I. Resumen

Los estudios diagnósticos, acerca de conocimientos previos, realizados entre los años 2007 a 2011, mostraron que los estudiantes que ingresan a la Facultad de Ingeniería Mecánica Eléctrica, región Xalapa, de la Universidad Veracruzana (FIME-Xalapa), son altamente dependientes de los docentes para construir conocimientos. Lo anterior se debe a que muchos de ellos no cuentan con antecedentes académicos sólidos en matemáticas porque cursaron el bachillerato en áreas como humanidades y ciencias administrativas; mientras que el modelo educativo de la Universidad Veracruzana requiere de estudiantes independientes y autogestivos de su conocimiento; ambas posiciones son contradictorias y colocan a los estudiantes en una situación complicada para el aprendizaje. Para solucionar este problema y propiciar la transición del modelo de educación media superior al universitario, que implica el desarrollo de competencias en álgebra básica, se implementó una estrategia de apoyo que mejoró el desempeño académico de los estudiantes participantes no solamente en las experiencias educativas directamente relacionadas con matemáticas; coadyuvando a incrementar el índice de aprobación de los estudiantes de la FIME-Xalapa, en un 10% en promedio, por lo que se llegó a la conclusión de que tanto estos cursos constituyeron una alternativa para disminuir el índice de reprobación en la Facultad, al menos con los alumnos de los primeros tres periodos.

II. Palabras clave:

Educación, matemáticas, carreras de ingeniería, competencias y reprobación.

 

III. Introducción

La educación se considera el perfeccionamiento intencional del hombre, dirigido a metas determinadas que deben alcanzarse de manera consciente (De la Mora, 2004); sin embargo, la educación matemática es escasa por el rechazo popular a la disciplina (Odifredi, 2006) y la pobre aplicabilidad práctica de los cursos que se imparten, pero cabe señalar que la civilización occidental morirá con la matemática porque sin científicos y tecnólogos la generación y gestión del conocimiento será insuficiente para mantener los niveles de confort de la sociedad actual, porque la matemática es fundamental en la formación de ingenieros, que serán los encargados de desarrollar y aplicar la tecnología.

La matemática es una disciplina donde prevalece el método sobre el contenido; de ahí la importancia de subrayar el desarrollo de competencias con base en los procesos de pensamiento matemático subyacentes en la resolución de problemas, más que en la repetición de contenidos. La enseñanza tradicional de las matemáticas se basa en la conferencia magistral y cada vez menos en la solución de problemas (Gattegno, 1974), necesaria porque se basa en dos procesos cognitivos, asimilación y acomodación, que propician el desarrollo de competencias matemáticas (Piaget, 1978).

Para cuantificar la calidad educativa se usan medidas como el índice de reprobación, que se define como la cantidad de los estudiantes que reprueban una experiencia educativa en relación a los estudiantes que se inscribieron, la relación se expresa como porcentaje (ANUIES, 2012).

En el Estado de Veracruz, según ANUIES en el año 2009, 44.2% de los alumnos de licenciatura en el estado y 7.2% de los alumnos del país, cursaban alguna de las carreras de Ingeniería ofrecidas en las instituciones de educación pública superior. Según la misma fuente, el índice de reprobación escolar en las carreras de Ingeniería de la Universidad Veracruzana fue del 70%, mientras en el Instituto Tecnológico Superior de Xalapa (ITSX) alcanzó el 65%, en ambas instituciones se identificó como causa de estos resultados al aprendizaje deficiente de matemáticas y física en los primeros periodos escolares, lo que se reflejó en el índice de deserción, ya que muchos de estos alumnos terminaron abandonando sus estudios ante su dificultad para desarrollar las competencias en estas áreas.

 

IV.      Desarrollo

En el nivel superior, la naturaleza de la disciplina Matemática, la complejidad de su aprendizaje basado en procesos y los antecedentes académicos diversos e insuficientes de los estudiantes pueden dificultar su aprendizaje.

Problema

El bajo rendimiento escolar, que se manifiesta a través de los índices de reprobación en el nivel superior, tiene su origen en los niveles básicos, porque la matemática es una disciplina altamente estructurada, pues no es posible aprenderla sin antecedentes académicos apropiados.

La prueba ENLACE 2012 fue aplicada a los alumnos de los niveles básico y medio superior, tuvieron una cobertura en Veracruz de 98%, sus resultados mostraron que los estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato obtuvieron calificaciones para el logro en matemáticas, insuficiente y elemental (reprobados) en el 58.2% de los estudiantes de primaria, 56.1% en el nivel secundaria y 80% en bachillerato (SEP, 2012) como se aprecia en la figura 1, lo que indica que estos estudiantes difícilmente podrán estudiar una carrera de ingeniería, aunque esta área es una de las pocas que no ha saturado el mercado de trabajo nacional (Smilovitz, 2012).

                       

Figura 1. Nivel del logro en matemáticas en el estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, niveles de primaria, secundaria y bachillerato en el año 2012, según ENLACE (elaborado a partir de los datos de http://www.enlace.sep.gob.mx/content/gr/docs/2012/historico/30_VER_ENLACE2012.pdf)

Método

Para identificar algunas de las causas de reprobación entre los estudiantes de ingeniería, se realizó una encuesta a 150 alumnos de nuevo ingreso (agosto de 2011) de la Facultad de Ingeniería Mecánica Eléctrica, Región Xalapa, de la Universidad Veracruzana, los aspectos que se exploraron con el instrumento diseñado ex profeso en el Departamento de Enseñanza – Aprendizaje de la propia facultad, sirvieron para caracterizar a los estudiantes desde la perspectiva educativa, se les preguntó acerca de su motivación para estudiar la carrera, si estudiaron el bachillerato en el área de ciencias exactas, identificar su materia favorita, la percepción de su rendimiento académico actual, su grado de independencia para aprender, su canal sensorial preferente de aprendizaje que determina su estilo de aprendizaje, el tiempo que dedican a estudiar y la percepción que tienen de los docentes como facilitadores de su aprendizaje, así como una exploración de sus conocimientos de álgebra básica.

Como consecuencia de estos resultados exploratorios, se implementó un curso de apoyo académico de álgebra básica y se invitó a los estudiantes a participar, éste se desarrolló en seis sesiones sabatinas de cinco horas cada una y después se realizó un seguimiento de los encuestados para determinar el impacto del curso en el desempeño académico de los participantes, usando como grupo control a los estudiantes que no participaron en el curso y como grupo experimental a los estudiantes participantes en el mismo, en la experiencia educativa “Cálculo diferencial e integral”.

Resultados

Los resultados del estudio exploratorio del año 2011 mostró información valiosa y fidedigna, ya que aunque indicaron que el 91% de los estudiantes tenían como primera opción de estudio a la FIME-Xalapa, sólo el 21% había realizado estudios del área de ciencias exactas en el nivel medio superior, lo que los ubicó en una buena posición competitiva con respecto a los estudiantes que realizaron estudios previos en las áreas académicas administrativas y de humanidades, principalmente.

Así también, el 80% manifestó necesitar la guía presencial de un profesor para estudiar de manera apropiada la Experiencia Educativa, más que el auto-aprendizaje y el aprendizaje colaborativo necesario cuando en Ingeniería el aprendizaje por descubrimiento es frecuente y muy valioso, porque forma un estudiante independiente y creativo, características fundamentales para el ejercicio de la disciplina. El 95% de los encuestados recibe apoyo económico de sus padres o familiares y sólo el 5% manifestó que él mismo financiaría sus gastos; sólo el 30% de los encuestados expresó que la matemática era su materia favorita, poniendo de manifiesto que menos de la mitad de los estudiantes les interesaba o la preferían, sin tomar en cuenta que esta será su principal herramienta de análisis durante su formación académica como ingenieros y toda su vida profesional (ver tabla 1).

De acuerdo a Pizarro (2003) el canal preferente de aprendizaje está relacionado con el estilo de aprendizaje, los ingenieros aprenden de manera kinestésica combinada con la visual. En lo que respecta al análisis de los factores de estilo de aprendizaje, este reveló el canal sensorial preferente para el aprendizaje, como se muestra en la tabla 1. A partir de estos datos se puede apreciar que la mayoría de los estudiantes encuestados, 35% utilizan la vista como canal sensorial principal de aprendizaje y el 60% utilizan el canal kinestésico como preferente en sus procesos de aprendizaje.

Cabe señalar que en la exploración similar realizada en los años 2007 a 2010, se obtuvieron resultados semejantes a los obtenidos en el año 2011.

En cuanto al examen diagnóstico de la competencia en álgebra básica, sólo el 3% de los alumnos obtuvieron siete y seis aciertos de diez ítems y el resto respondieron correctamente a dos o menos preguntas (ver figura 2).

La percepción que los estudiantes tienen de su propio desempeño académico es entre bueno y regular, aunque también manifestaron que su idea de la carrera difería de la realidad porque no imaginaron que debían aprender tanto acerca de matemáticas.

Los estudiantes participantes en el curso de apoyo académico aprobaron la experiencia educativa “Cálculo diferencial e Integral” y “Métodos numéricos” en las dos primeras oportunidades (exámenes ordinario y extraordinario) y mejoraron su desempeño académico en otras experiencias educativas como Física básica y Matemáticas básicas, de acuerdo a la percepción de sus docentes. La figura 3 muestra el porcentaje de estudiantes que aprobaron y reprobaron “Cálculo Diferencial e Integral”, y si participaron o no en el curso de apoyo académico.

V. Conclusión

Los resultados hicieron evidente que los estudiantes se sienten motivados al haber ingresado a la escuela que deseaban, sin embargo su orientación educativa fue inadecuada, o al menos incompleta, ya que ingresaron sin gusto por la matemática, no cuentan con los antecedentes académicos o son altamente dependientes del profesor, lo cual merma esa motivación y entusiasmo inicial ya que se encuentran en una carrera que usa como herramienta fundamental las matemáticas para modelar los problemas y procesar los datos. La identificación temprana de la capacidad de autonomía en los estudiantes del nivel superior es crucial para procurar recursos de aprendizaje independiente y métodos que ayuden a los que aún no la han desarrollado, para apoyándolos en el proceso de elegir qué y cuándo aprender a través de los cursos remediales, por ejemplo.

Figura 2. Resultados del examen diagnóstico de competencias en Álgebra básica de 150 estudiantes de la generación 2009 de la FIME-Xalapa (1.3% aprobó y 98.7% reprobó).

Figura 3. Porcentaje de alumnos que aprobaron Cálculo Diferencia e Integral y participaron en el curso de Álgebra básica (100%), que aprobaron y no participaron en el curso (37.7%), que reprobaron y participaron en el curso (0%) y que reprobaron pero no asistieron al curso (62.3%)

Por tanto, la solución a los altos índices de reprobación en las carreras de Ingeniería debe incidir en las causas del problema, considerando dos grupos de intervención fundamentales: los alumnos y los docentes. Una alternativa posible es centrar la labor educativa en el aprendizaje del novato, mediado por el docente, en el marco de un modelo educativo innovador basado en los estilos de aprendizaje, la tutoría, la resolución de problemas, la comprensión del lenguaje, la comunicación y el desarrollo de competencias tanto de alumnos como de docentes.

Lo anterior, propicia el aprendizaje de matemáticas en el nivel superior, específicamente en las carreras de ingeniería de la Universidad Veracruzana, contribuyendo a que los estudiantes sean exitosos en su desempeño académico, en su permanencia y en el tiempo para graduarse, es decir, a alcanzar sus objetivos académicos, reduciendo los índices de reprobación y deserción en beneficio de las estadísticas de la institución educativa, en consecuencia.

 {jcomments on}

VI.Bibliografía

ANUIES (2012), Glosario de términos afines a la temática de tutoría. Recuperado de http://www.anuies.mx/servicios/d_estrategicos/libros/lib42/123.htm

ANUIES (2009). Anuario estadístico para Educación Superior 2008-2009, México. Recuperado de http://www.anuies.mx/servicios/e_educacion/index2.php

Argudín, Yolanda (2005). Educación basada en competencias: nociones y antecedentes. México. Editorial Trillas.

De la Mora Ledezma, José Guadalupe (2004). Esencia de la filosofía de la educación. México. Editorial Progreso.

Gattegno, Caleb (1974). The Common Sense of Teaching Mathematics. Educational Solutions Worldwide Inc.

Odifreddi, Piergiorgio (2006). La matemática del siglo XX: de los conjuntos a la complejidad. Buenos Aires. Katz ediciones.

Piaget, Jean y colaboradores (1978). La enseñanza de la matemática Moderna. Madrid. Alianza Editorial S.A.

Piaget, Jean (1961). La formación del símbolo en el niño. México. Editorial Fondo de cultura económica.

Pizarro, Beatriz (2003). Neurociencia y educación. Colección Aula abierta. Madrid. Editorial La Muralla.

Secretaría de Educación Pública (2012). Resultados prueba ENLACE Estado de Veracruz, Básica y Media Superior. Recuperado de http://www.enlace.sep.gob.mx/content/gr/docs/2012/historico/30_VER_ENLACE2012.pdf

Secretaría de Educación (2009). Unidad de Planeación, Evaluación y Control Educativo. Análisis Estatal de Reactivos de la Prueba ENLACE 2009 Primaria. Recuperado de http://dgece.sev.gob.mx/difusion/resultadosenlace/2009/basica/Reporte_Analisis_Rectivos_ENLACE09B_Primaria.pdf

Smilovitz, Emile. (2012). Ingenieros, los más codiciados en México en Alto Nivel. Recuperado de http://www.altonivel.com.mx/22937-ingenieros-los-mas-codiciados.html


*1 Facultad de Ingeniería Mecánica Eléctrica - Xalapa de la Universidad Veracruzana, Departamento de Enseñanza – Aprendizaje. Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla "> Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla 2 Instituto Tecnológico Superior de Xalapa.
Ultima actualización ( Martes 20 de Noviembre de 2012 05:15 )