Miércoles 23 de Abril del 2014
Home Columnas COMENTADAS CIMENTADAS La confidencialidad en el servicio médico

La confidencialidad en el servicio médico

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Mario Francisco Hernández Flores

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

La historia clínica o expediente clínico es un documento médico legal que surge del contacto entre el médico y el paciente. En ella se recoge la información necesaria para la correcta atención de los pacientes. La información contenida en la historia clínica puede obtenerse siguiendo el método clínico por diferentes vías que son:

 

ü  La anamnesis es la información surgida de la entrevista clínica proporcionada por el propio paciente o familiar, en el caso de niños, o de alteraciones de la conciencia del propio paciente.

ü  Exploración física o examen físico, a través de la inspección, palpación, percusión y auscultación del paciente. Deben ser registrados peso, talla, índice de masa corporal y signos vitales.

ü  Exploración complementaria, de laboratorio, diagnóstico por imágenes y pruebas especiales realizados en el paciente.

ü  Diagnósticos presuntivos, basados en la información extraída del interrogatorio y exploración física, calificados de presuntivos, ya que están sujetos a resultados de laboratorio o pruebas de gabinete (estudios de imagen), así como a la propia evolución natural de la enfermedad.

ü  Juicios de valor, que el propio médico extrae o de documentos que él elabora para fundamentar un diagnóstico, prescribir el tratamiento y, finalmente, dejar constancia del curso de la enfermedad.

ü  Tratamiento instaurado, que es el proceso de control, seguimiento y medicación.

 

Hoy en día la modernidad y los avances tecnológicos incorporan las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el núcleo de la actividad sanitaria a través de la historia clínica electrónica. Esto trae como consecuencia que la historia deje de ser un registro de la información generada en la relación entre un paciente y un profesional o un centro de servicios médicos, para formar parte de un sistema integrado de información clínica.

 

La historia clínica electrónica es el registro unificado y personal, multimedia, en el que se archiva en soporte electrónico toda la información referente al paciente y a su atención. Es accesible, con las limitaciones apropiadas, en todos los casos en los que se precisa asistencia clínica (urgencias, atención primaria, especialidades, ingresos hospitalarios y demás).

 

Almacenar adecuadamente esta información, hacerla amigablemente accesible, difundirla de forma adecuada a los posibles usos y con las garantías debidas de consentimiento, confidencialidad, seguridad y demás requisitos, recibiéndola o reutilizándola en la forma más conveniente con el paciente.

 

Desde Hipócrates la confidencialidad médica o "secreto profesional" quedaba protegida mediante obligación por juramento, y no se limitaba sólo a los aspectos puramente clínicos, sino a todo aquello que rodea a la persona en su ámbito privado: privacidad externa o del hacer y privacidad interna o del ser, la "intimidad", y todo ello como un derecho inherente a la dignidad de la persona humana y del respeto que ésta merece.

 

Hoy, la medicina en equipo, la difusión de la información; la informatización de las historias clínicas; la profusión de los archivos y el desarrollo de los medios de comunicación obligan a tomar mayor conciencia individual y colectiva de la importancia de preservar el valor de la confidencialidad en la relación médico-paciente y utilizar los medios adecuados para su protección.

 

Por poner un ejemplo, imagine que en el servicio médico que le otorga su fuente de trabajo se utilicen los medios informáticos para su historia clínica electrónica, en ella, por ejemplo, una esposa ante el ginecólogo le dice que tiene cierto flujo vaginal y en la información surgida de la entrevista clínica dicha paciente acepta que tiene una relación extramarital, el ginecólogo lo anota debidamente en su historia clínica y manda a realizarse los exámenes de laboratorio correspondientes y cierra dicho expediente médico, pero si el sistema informático no cuenta con ciertos candados de que solo pueda ser abierto nuevamente frente a frente entre la paciente y el medico en turno, ambos con claves de acceso por huella digital, el iris del ojo u otro sistema de seguridad conveniente, dicha información puede ser del dominio público con las consecuencias legales, éticas e inclusive morales correspondientes. Como también puede haber otro ejemplo en el que un padre de familia o hijo en la entrevista médica acepta que consume algún tipo de droga ilegal que altera su organismo y trae consigo una alteración física o enfermedad y que del mismo modo pueda ser del dominio público simplemente por no contar el sistema informático con los candados correspondiente y nuevamente se viole la confidencialidad médica.

 

Investiga e infórmate si tu servicio médico cuenta con estos candados donde solo se pueda abrir tu expediente en tu presencia y con tu consentimiento, porque si tú no accesos una clave para abrir tu expediente, ten la seguridad de que ese expediente tiene el potencial de ser abierto por cualquier persona morbosa o con fines de dolo y tú tienes el derecho humano del respeto a tu dignidad y a la confidencialidad médica; denúncialo ante la Secretaría de Salud estatal y nacional y ante las autoridades competentes, tu patrón y tu sindicato para que prevalezca tu intimidad como paciente y la de tu familia.

{jcomments on}

Ultima actualización ( Martes 20 de Noviembre de 2012 05:29 )